Sensores fotoeléctricos MLE76 con diseño acabado en acero inoxidable

El cumplimiento de las estrictas normas de higiene garantiza una producción limpia, un prolongado tiempo de conservación de los productos alimentarios y además ayuda a proteger a los consumidores. Con el nuevo y exclusivo “diseño higiénico” de los sensores fotoeléctricos MLE76, Pepperl+Fuchs ofrece la solución ideal para estos exigentes criterios.


Seis opciones de montaje para una amplia variedad de requisitos de instalación que ayudan a reducir al mínimo los riesgos de contaminación y permiten realizar una limpieza eficiente sin tener que retirar el sensor fotoeléctrico. La lente delantera se fija sin adhesivos y permanece firmemente a presión en la carcasa sellada. Los sensores fotoeléctricos se limpian prácticamente solos gracias a los bordes redondeados, la parte superior curvada y las superficies extremadamente uniformes.

Otros aspectos destacados:

– ideado para condiciones ambientales duras con tipo de protección IP69K

– resistente a los detergentes agresivos

– totalmente sellado, incluso tras cambios térmicos persistentes

– certificado según las pautas de diseño EHEDG

Además de los sensores fotoeléctricos MLE76, Pepperl+Fuchs ofrece una variedad de sensores ultrasónicos e inductivos con certificación EHEDG y “diseño higiénico”.

Más informacion : www.pepperl-fuchs.es

Soy un apasionado Ingeniero Electrónico con especialización en Automatización, Control e Instrumentacion Industrial. Me encanta aprender cada dia, y sobre todo compartir mis conocimientos con el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *