Nivel: Medidores locales de nivel con cristales de reflexión

Se utilizan normalmente en recipientes cerrados en los que la presión es muy supe­rior o muy inferior a la atmosférica. La presión máxima de trabajo suele estar en torno a 400 kg/cm2 y la temperatura máxima alrededor de 300 °C.

Los cristales de reflexión son prismas de vidrio templado, de sección rectangular provistos de estrías longitudinales. Las estrías tienen sección rectangular y su objeto es el de hacer visible el nivel, incluso cuando el fluido de proceso sea incoloro o trans­parente. Los cristales del nivel están aprisionados, mediante tornillos, en una caja de acero, de manera que se forma un elemento como el que aparece en la parte izquierda de la Figura mas abajo.

Como la longitud de este elemento es limitada para cumplir las con­diciones de presión y temperatura máximas, si el recipiente donde se quiere visualizar el nivel es demasiado alto se montan varios elementos como el descrito, formando un conjunto hasta alcanzar la longitud necesaria. Este conjunto de elementos, o simple­mente un elemento, con sus correspondientes accesorios, tales como válvulas, bridas de conexión, etc., es lo que se denomina habitualmente nivel óptico de vidrio.

Los cristales tienen la propiedad, debido a su forma estriada y las leyes de refle­xión y refracción, que cuando la luz ambiente incide sobre las estrías ésta se refleja hacia el observador en la zona en la que los cristales están en contacto con el vapor, mientras que es absorbida en la zona en la que los cristales están en contacto con el líquido; de esta forma, la parte del nivel correspondiente al líquido se presenta al observador con una tonalidad más oscura que la correspondiente al vapor. La parte derecha de la Figura abajo muestra una vista seccionada transversalmente de los cristales de reflexión.

Soy un apasionado Ingeniero Electrónico con especialización en Automatización, Control e Instrumentacion Industrial. Me encanta aprender cada dia, y sobre todo compartir mis conocimientos con el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *