Para tuberías de tamaño reducido,  las uniones roscadas con ampliamente usadas para hacer uniones entre líneas y equipamiento involucrado (incluyendo instrumentación). Un diseño muy común para tuberías roscadas es la rosca cónica. La intención de una rosca cónica es permitir que la tubería y el “accesorio” (en nuestro caso puede ser un instrumento)  se “suelden” fuertemente cuando las pongamos juntas, creando una unión muy resistente mecánicamente y a prueba de fugas.