Aplicaciones mineras con equipos de precisión Mettler Toledo

FLOTACIÓN
Medición y control de pH

El proceso de flotación es para extraer el mineral de la mezcla que sale de los molinos o chancadoras. Se puede definir también como la forma de separar el mineral del lodo de mineral.
Hay dos tipos de flotación:
• Flotación directa: El mineral es convertido a niveles hidrofóbicos y es fraccionado mediante espuma, la misma que es recuperada de las celdas de flotación.
• Flotación inversa: El lodo del mineral es extraído mediante la espuma.

Para cualquier caso, el valor crítico de pH del mineral determina su flotación pero dependerá también de su naturaleza. En el proceso se toma en cuenta la intervención de sopladores de aire y espumantes los mismos que van a ayudar a que el proceso se lleve a cabo. La ligereza de las partículas de mineral se adhieren a la espuma generada en la celda de flotación.

¿Por qué medir pH? Se mide pH ya que las condiciones de la espuma dependerán de él, también es importante para maximizar la producción de cobre (por ejemplo), en este caso si el pH es muy bajo quedará hierro solamente atrapado en la espuma. El pH debe mantenerse alcalino (8.5 a 12) para asegurar la estabilidad de los colectores y evitar la corrosión.

ESPESADORES
Medición y control de turbidez
El mineral concentrado proveniente de la flotación contiene una gran cantidad de agua que necesita ser reciclada. El agua y sólidos son separados en espesadores en los mismos que actúan ácidos, floculantes y neutralizantes. Los floculantes son adicionados para incrementar la decantación de sólidos (mineral) y ayudar a la clarificación del agua.

¿Por qué medir turbidez? Para asegurar la clarificación del agua y para regular la dosificación de floculantes.

OXIDACIÓN BACTERIAL
Medicion y control de oxigeno disuelto y pH
La adición de aire (oxígeno) a las soluciones ricas es usada solo cuando la concentración de mineral (ley) es baja, por ejemplo en oro, níquel, cobre y cobalto, entre otros que presenten sulfuro. Es un proceso lento que toma días o hasta semanas.

¿Por qué medir Oxígeno disuelto? Para procurar el crecimiento de las bacterias y controlar la inyección de aire. Los valores deben estar entre los 2 y 3 miligramos por litro. ¿Por qué medir pH? El control de pH y temperatura asegura la presencia y fortalecimiento de las bacterias. La medición de pH asegura el control de la lechada de cal.

METTLER TOLEDO es el único fabricante en el mercado que ofrece para todos estos puntos, sistemas automáticos de limpieza en el mismo punto de medición, disminuyendo así la intervención de operadores, disminuye accidentes de trabajo por manipulación peligrosa, parada de proceso por mantenimiento y limpieza, pero principalmente asegura una lectura confiable de la variable al mantener el electrodo limpio constantemente.

Soy un apasionado Ingeniero Electrónico con especialización en Automatización, Control e Instrumentacion Industrial. Me encanta aprender cada dia, y sobre todo compartir mis conocimientos con el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *